Cepillo de Bambú vs Plástico ¿Con cuál te quedas?

¿Te imaginas que si es recomendado cambiar tu cepillo de dientes aproximadamente cada 3 meses, cuántos cepillos se desechan al año? 

Por mucho tiempo, todos utilizabamos cepillos de plástico sin pensar más allá, sin ver el daño que estábamos ocasionando, pero hoy en día podemos ver la necesidad que existe de OLVIDAR el plástico y empezar a buscar alternativas más amigables con el planeta. 

“El plástico es esencialmente indestructible, eso significa que casi todos los cepillos de dientes fabricados desde la década de 1930 todavía existen en el mundo en algún lugar, viviendo como un pedazo de basura.”

Queremos platicarte un poco sobre las comparativas de los dos cepillos, para que puedas tomar la decisión correcta. 


¿Cuál es la diferencia entre los materiales de un cepillo de dientes de plástico y uno de bambú? 


Plástico: Está hecho de materiales como plástico PVC, que vienen del petróleo y tardan mínimo 75 años en descomponerse y nunca acaba por desaparecer ya que se rompe en microplásticos, estos son mini partículas del plástico que se quedan entre nosotros y dañan el medio ambiente (incluso los animales del mar pueden ingerirlo pensando que es comida). 


Bambú: Tiene grandes beneficios, su mango de bambú es biodegradable, puedes echarlo en tu composta y tarda menos de un año en volver a integrarse a la tierra en su 100%. Además es uno de los mejores materiales al buscar alternativas amigables con el planeta ya que la planta crece muy rápido y no se tala, simplemente se corta un pedazo de su rama. 

Las cerdas son un componente que los dos comparten, las cerdas de nylon, estas las encontrarás en su mayoría de este material ya que no hay muchos remedios, pero estamos seguros de que pronto podremos encontrar solución a este problema.


¿Cómo deshecho los cepillos que ya no puedo usar más? 


Plástico: No puede reciclarse, y se degrada en mínimo 75 años. Está compuesto de diferentes plásticos y es muy difícil su reciclaje. 


Bambú: Lo que tienes que hacer es quitar las cerdas con unas pinzas y poner tu mango en tu composta, para que este se degrade de manera natural y forme parte del suelo nuevamente. 
Las cerdas si van en la basura regular, lo único importante es asegurarnos de que si vayan a la basura y que no acaben en algún lugar equivocado como ríos, mares etc… 


¿Cuál es la diferencia entre los empaques? 


Plástico: Normalmente los cepillos que encontramos en supermercados, farmacias etc… llevan empaques con plástico. 


Bambú: Regularmente, llevan empaques de cartón que puede reciclarse o pueden formar parte de tu composta. 


¿Cuánto tiempo tarda en desaparecer un cepillo? 


Plástico: Mínimo 75 años, pueden ser 200…... Un tema de gran importancia con los plásticos, es que muchas veces no desaparecen, al degradarse, se rompen en microplásticos que se quedan con nosotros por siempre, son partículas tan pequeñas que no las vemos, pero siguen estando entre nosotros, afectando lo que comen los animales en el mar, en la tierra etc… 


Bambú: El mango de un cepillo de dientes de bambú tarda en descomponerse en 180 días aproximadamente. Está compuesto de una madera que es 100% biodegradable. 


¿Me dura más un cepillo de dientes de plástico y/o bambú? 
De uso duran lo mismo, la diferencia está en cómo dañan el planeta el dejar de usarlos. Se recomienda cambiar cada 3 meses tu cepillo de dientes.


¿Por qué se escoge el bambú como alternativa? ¿No sigo dañando al planeta?
No, por el contrario, el bambú es la madera más sustentable. 
Es una de las plantas con mayor tasa de crecimiento del mundo y en su recolección no produce deforestación de bosques, no necesitas talarla, sino cortar sus ramas y rápidamente volverán a estar tan altas como antes (se dice que puede crecer hasta un metro por día).  
Además, el bambú contiene agentes antibacterianos de origen natural, por lo que no necesita ni fertilizantes, ni pesticidas.
Otra gran característica es que el bambú absorbe un 30% más de CO2 que algunos árboles. 

 

Estos son algunos de los puntos importantes de saber al pensar en cambiar tu cepillo de dientes. ¿Con cuál te quedas? ¡Nos encantaría escuchar tus comentarios! :)
 
 
Fuentes: Natgeo